Tipos de cerveza

Los estilos de cerveza no se pueden simplificar en “claras” y “oscuras”, hay decenas de estilos cerveceros que van desde pilsner hasta stout, pasando por porter o IPA; cada uno con diferente color, sabor, amargor y aroma. Sin embargo, más allá de estos detalles que hacen a cada estilo único, la diferencia básica para identificar la familia a la que pertenece un estilo de cerveza se encuentra en su tipo de fermentación.

La fermentación es el proceso mediante el cual las bacterias de la levadura transforman las azúcares del mosto en alcohol y dióxido de carbono. Dependiendo del tipo de levadura, así como de la temperatura, y su comportamiento, las cervezas se pueden dividir en tres grandes familias: las de alta fermentación, conocidas como “ale”; las de baja fermentación, conocidas como “lager”, y las de fermentación espontánea conocidas como “lámbicas”.

Cervezas Ale

La familia de las ale se caracteriza porque la levadura fermenta al mosto a una temperatura que puede oscilar entre los 15 y los 25 grados centígrados. Las cervezas que pertenecen a esta familia también suelen ser llamadas de “alta fermentación” y esto se debe a que las bacterias de la levadura tienden a hacer su trabajo muy cerca de la superficie de los tanques de fermentación.

Entre los estilos más conocidos que pertenecen a la familia ale están: American Pale Ale, India Pale Ale, Stout, Amber Ale, Porter, Brown Ale y Golden Ale.

Cervezas Lager

Las cervezas lager se fermentan a temperaturas que pueden fluctuar entre los 5 y 9 grados centígrados. Se les llama de “baja fermentación” debido a que las bacterias de la levadura tienden a descender al fondo de los tanques para hacer su trabajo. Otra de las características de esta familia es que, tras finalizar su primera fermentación, en ocasiones tienden a ser almacenadas en tanques de maduración a 0 grados centígrados, en donde suelen reposar por semanas.

Entre los estilos más famosos que pertenecen a la familia lager están: Pilsner, Vienna, Bock, Dünkel, Märszen y Light Lager.

Cervezas Lámbicas o de fermentación espontánea

La familia de fermentación espontánea, como su nombre lo describe, se trata de aquellas cervezas que se fermentan de manera natural. No se les agrega levaduras directamente, ya que se confía en las levaduras que se encuentran en el medio ambiente; por eso mismo, pueden tardar meses o inclusive años en fermentar. A estas cervezas también se les conoce como lámbicas, y esto se debe a que su lugar de origen es la región de Lembeek en Bélgica, en donde nació este proceso.

Los estilos más conocidos que pertenecen a las cervezas lámbicas son: Kriek y Geuze.